íntimo y cotidiano

¿Qué es acompañar?

Acompañar como fotógrafo sobretodo es confiar. Es observar y apoyar lo que hay. Interviniendo lo mínimo en la situación. No dirigiendo lo que va a ocurrir. Ya está hecho, es lo que hay delante de mis ojos. Y es perfecto.

Me gusta acompañar lo íntimo y lo cotidiano, el vínculo emocional entre las personas en su día a día, la complicidad mientras se prepara un desayuno, las miradas entrelazadas al pasear, el contacto espontáneo de unos dedos que se entrelazan. Me gusta y me atrapa aquello que es sincero, espontáneo y natural.

Quiero acompañaros para que un día recordéis con esas fotografías las cosas tal y como eran. Y podáis veros, y sobretodo, reconoceros en ellas.

¿Y cómo lo hago?

Requiere de un verbo que a veces no utilizamos lo suficiente: respirar. Ambas partes necesitamos un tiempo. Delante de mí hay personas, no robots, ni modelos. Personas que quieren obtener unas imágenes espontáneas pero que a su vez no están acostumbradas a que una persona “extraña” se asome a sus vidas, a su intimidad, cámara en mano. Y también,  personas que quizá no están acostumbradas a que un fotógrafo no les guíe, a que un fotógrafo simplemente esté.

Así que en el proceso ambas partes necesitaremos de ese tiempo, y de esa puesta a punto de los ingredientes (básicamente, respirar y confiar).

Como resulta que a mí este proceso me maravilla, pondré un grado importante de energía y amor en él, (es a lo que llamo no estar sólo como fotógrafo), pues considero que es la base sobre la que el resultado fotográfico tendrá el grado de naturalidad que buscamos.  Llegará un momento en el que casi como por arte de magia dejaréis de tener tan presente esa cámara con patas, que es lo que al principio veis, y es que habré pasado a convertirme en ese ser que simplemente os acompaña. Ese ser al que en fondo habéis buscado para que se convierta en espejo, como excusa para miraros.

Y sobretodo, recordaremos el proceso como algo bonito en sí. Y las fotos, que era el objetivo por el que nos conocimos, habrán sido una excusa perfecta para, también, pasar un rato agradable (y sincero) juntos, para ser miradas y mirados con respecto, y amor.

 

Información y tarifas 2020